CRD136 BMW R100 RS

CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS
CRD136 BMW R100 RS

Una de las cualidades de las creaciones de Cafe Racer Dreams es su potente estética, que te dice al momento que estás viendo una de sus motos. La mezcla de diseño retro con piezas modernas es parte de su personalidad y la #CRD136 es un excelente ejemplo de ello. Ya que la última preparación de la marca se inspira, a petición de su futuro dueño, en una de esas combinaciones de otra customización de CRD.

Se trata de una moto que tiene toques de diferentes estilos: es como meter una cafe racer, una bobber y una scrambler en una mezcladora de cócteles para sacar una moto de proporciones y estilo arrollador. El colín monoplaza marca en gran medida su corta silueta, dándole ese toque radical. La parte trasera del chasis de la moto original, una BMW R 100 RS, desaparece y se fabrican nuevos soportes para colocar los amortiguadores YSS G-Top. Éstos tienen un acabado en negro que se integra con el resto de la moto y ofrecen tres opciones de regulación, además de su longitud.

Lo más llamativo de la zaga de la moto es que para alojar el asiento monoplaza se suelda un tubo a la parte trasera del chasis que hace de soporte, de manera que parece que está flotando en el aire. Una vez soldados los citados soportes para los amortiguadores y el asiento, se trabaja durante dos jornadas enteras en dejar perfectas las soldaduras, con distintas limas y lijas, para que una vez pintado al polvo el chasis presente una estética como si hubiese salido de fábrica. El asiento por su parte está confeccionado con piel bovina de 4 mm y tiene un acabado con forma de rombos en tono granate, que combina perfectamente con los puños Biltwell de igual acabado y tono. Así se rompe con la estética monocromática del resto de la moto, donde el depósito en gris, con el número 11 pintado a petición del dueño, toma protagonismo sobre el negro mate de muchas piezas.

Dentro de las varias opciones de horquillas que ofrece CRD a sus clientes para montar en el tren delantero, aquí se ha elegido una Showa invertida de 43 mm, con 120 mm de recorrido y tres vías de regulación, a la que se anclan las pinzas Tokico de cuatro pistones y anclaje radial que tan buen resultado dan. Y por si fuera poco los discos de freno son de 320 mm. A dicha horquilla se ancla un guardabarros artesanal muy corto, que, como sucede con el trasero, se integra a la perfección con la filosofía minimalista. En esta línea están también los habituales pulsadores e intermitentes Motogadget y los retrovisores.

El motor no tiene cambios muy grandes con respecto a la configuración original de hace 40 años, pero se ha puesto totalmente al día en su interior y cuenta con los escapes Trumpet y los filtros K&N. El faro tipo bala es otra de sus señas de identidad y en él está integrado un clásico reloj Daytona muy en línea con el resto de la moto. Pero hay que verla por delante para entender cómo el manillar Ultra Low montado al revés y los retrovisores por debajo le dan esa estética única.

  • Modelo base > BMW R100
  • Año > 1978
  • Construcción > CRD 
  • Tiempo > 8 semanas
  • Carburadores > Bing
  • Filtro de aire > K&N ovalados
  • Escape > Trumpet
  • Subchasis > CRD
  • Amortiguadores > YSS G-Top 
  • Horquilla > Showa Multiregulable
  • Faro > Daytona Vintage
  • Manillar > Renthal Ultralow
  • Mando arranque > Pulsador Mini
  • Velocímetro > Daytona Velona
  • Mando luces > Pulsador Mini
  • Puños > Biltwell
  • Llanta delantera, Freno, Pinza > Original BMW, Discos 320mm, Tokico 4 pistones
  • Neumático delantero > Continental TKC80
  • Deposito de gasolina > Original
  • Asiento > CRD Monoplaza
  • Neumático trasero > Continental TKC80
  • Guardabarros, Porta matrícula, Piloto > CRD, CRD, Mo Blaze
  • Diseño Pintura > CRD